Refugio

Refugio

Hace unas semanas fui al MuVIM de visita porque vi en su web una exposición bastante curiosa, de árboles en miniatura dentro de pequeños joyeros, y me llamó mucho la atención. A pesar de ser una exposición pequeña, me ha parecido preciosa, con un detallismo increíble, y además con una gran crítica escondida bajo la encantadora apariencia de pequeños jardines en el interior de diminutos estuches.

Refugio

La exposición REFUGIO de Tetê de Alencar en realidad es una denuncia, aunque aparentemente no lo parezca. Detrás de cada pieza se muestra la explotación a la naturaleza y a las mujeres por parte de la sociedad patriarcal y capitalista.

Detrás de todo el glamour, de las joyas, el oro, los diamantes y los propios estuches forrados de piel, se esconde el acto de persuasión y seducción o incluso exculpación que se esconden detrás del gesto del regalo a las mujeres. Además nos invita a reflexionar sobre la esclavitud y la explotación de los mineros que perdieron la vida en sus trabajos para conseguir oro y joyas, sin mencionar que la industria del metal ha provocado la destrucción de bosques, plantas y animales autóctonos e incluso culturas indígenas. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Durante la visita, mi novio no dejaba de repetirme que no encontraba el sentido de la exposición, que no conseguía relacionar nada de lo anteriormente explicado en las obras. En realidad, la propia creadora ha comentado que su trabajo de relación entre naturaleza y joyería fue pura casualidad, que se vio con materiales diversos y decidió unirlos y darles un sentido.

Por mi parte, tampoco consigo ver la crítica en ninguna de las obras, salvo en la de “nunca fue” donde aparece una pierna cortada dentro del joyero. Por lo demás solo veo hermosos árboles con oro en sus ramas dentro de estuches preciosos, como un objeto decorativo que me encantaría tener en mi habitación, adornando la cómoda.

Nunca fue

Por otro lado tengo que decir que siento un gran amor hacia las palmeras, me encantan, de hecho si tuviera que tatuarme algo, sería una palmera. Muchas de las piezas eran palmeras y además en el folleto informativo de la exposición aparece esta frase sobre ellas:

Recordemos que en el medio del paraíso había dos árboles, el del bien y el del mal o el de la sabiduría y el de la vida. Si el árbol de la sabiduría era el manzano, sería la palmera la que representa el árbol de la vida.

Los estuches de palmeras han sido mis piezas favoritas, pero no tengo que olvidarme de otra, que destaca por ser de otro material y que además pienso que su mensaje es mucho más directo y visual. Se trata de la serie secrets, piezas transparentes que no se pueden abrir y que dentro tienen un pequeño rollo de papel con un secreto escrito, el cual permanecerá siempre oculto a no ser que se abra para descubrirlo, pero para ello habría que de destruir la obra.

Me recuerda mucho a mierda de artista de Piero Manzoni, en el sentido de que nunca sabremos realmente si dentro de esa lata hay realmente mierda o simplemente Manzoni se ha reído de todos nosotros dejando la lata vacía. Supongo que son cosas que no averiguaremos jamás. ¿o acaso si tú tuvieras una obra millonaria la destruirías solo para saber lo que hay dentro?

Serie secretos

Fuentes:
https://valenciaplaza.com/tete-de-alencar-reflexiona-sobre-el-patriarcado-a-traves-de-sus-jardines-en-joyeros
http://www.muvim.es/va/content/refugis

Un comentario sobre “Refugio

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: