El otoño en la historia del arte

El otoño en la historia del arte

La representación de las estaciones es una temática que ha inspirado a muchos artistas de todas las épocas y partes del mundo. En Europa es frecuente encontrarlas como alegorías, sobretodo a partir del siglo XIV y XV con la aparición de la corriente humanista, la exaltación de la naturaleza humana y el reconocimiento de los maestros clásicos. Hoy os traigo algunas de estas interpretaciones del otoño de la mano de varios artistas.

Lo más probable es que cuando os hablen de las cuatro estaciones os venga en mente el maestro Giuseppe Arcimboldo, pues sus obras son unas de las más reconocidas mundialmente.

Primavera y otoño de Arcimboldo de decorado en la serie ‘Friends’

Sus contemporáneos gozaron de más fama que él (como Tintoretto, Bronzino o Sebastiano del Piombo) y esto se debe a que las obras de Arcimboldo eran consideradas como un pasatiempo gracioso al que mirar, muy ingenioso, pero una simple distracción. Pronto su obra cae en el olvido y no será hasta el siglo XX con las vanguardias cuando se reconsidera su talento.

Los surrealistas consideran los cuadros de Arcimboldo como una especie de alucinación e ilusión óptica. Será Dalí el que recoja más influencia de Arcimboldo, inspirándose en este juego del doble sentido como recurso para hacer sus cuadros.

Centrándonos en El otoño de Giuseppe Arcimboldo, llama la atención la construcción de una cara de perfil, mirando hacia la derecha, creada por todo tipo de productos de temporada -uvas, peras, higos, manzanas, castañas, granadas, setas o calabazas-, el cuello brota de una cuba cuyos listones de madera se sujetan con ramas de sauce.

Otoño de Giuseppe Arcimboldo. 1563.

Un artista que me encanta es John Constable, un paisajista que a medida que va madurando empieza a preocuparse por la luz, la sombra, la perspectiva y el movimiento. However, la obra que os vengo a enseñar hoy es de su primera etapa, cuando pintaba sitios relacionados con su vida. Durante el romanticismo estaba de moda pintar paisajes exóticos, pero Constable prefería lugares más personales, pintaba lo que conocía, lo que le era familiar, el escenario de sus recuerdos y donde estaba su casa y sus amigos.

El maizal es una pintura que muestra el camino que cogía para ir al colegio. Este cuadro lo solía llamar el bebedor, porque aparece un chico en primer término bebiendo agua del río. Si bien es verdad que no pinta el otoño como tal, si que me parece que representa muy bien esta estación del año, con los árboles medio pelados, al fondo un paisaje soleado mientras que en primer plano tenemos un sitio de sombra, con el suelo lleno de matices de diferentes colores que nos llevan hacia los marrones y los rojos, y el cielo con este tipo de nubes que señalan lluvia.

El maizal de John Constable. 1826.

De esta misma época tenemos una pintura española, de la mano de Goya. Se llama La vendimia o El otoño y a simple vista no nos dice muchas cosas pero Goya hace una alegoría al otoño a través de una mujer que sujeta un cesto con uvas y acompañada de tres figuras entre las que se encuentra un majo y un niño pequeño.

El otoño es la estación del dios Baco, dios del vino. La chica del cesto y el majo que está sentado en el muro van vestidos del color del otoño, el amarillo. el majo le está dando a una dama un racimo de uvas mientras el niño, de espaldas a nosotros, intenta cogerlas, pero éstas parecen estar reservadas para los adultos. Al fondo apreciamos a los campesinos trabajando en la viña.  El centro del cuadro, el protagonista de esta obra, son las uvas, símbolo del otoño, aunque según opina Janis Tomlinson -historiadora del arte estadounidense especializada en la cultura española- la uva podría representar también la madurez del hombre, por lo que se ve en este cuadro además la representación de las tres edades del mismo (hombres trabajadores, majo y niño). Las uvas además representan fertilidad.

La vendimia de Goya. 1787.

Goya resuelve esta pintura con un esquema piramidal propio de sus obras, como por ejemplo vemos en El parasol o El bebedor, se trata de una figura neoclásica, que en el caso de La Vendimia rompe muy bien combinando los espacios en distintos planos.

Muchos de vosotros sois fans de Van Gogh, y no he podido excluirlo de esta entrada. Además no os traigo uno, sino dos cuadros donde nos presenta esta época del año. Como sabéis, van Gogh vendió muy pocos cuadros en vida, pero entre ellos se encuentra Viñedo Rojo, un precioso cuadro donde predominan los rojos, naranjas y amarillos. La pincelada es rápida y mientras destaca el color sobre la línea en todo el paisaje, los trabajadores están enmarcados por una línea negra que acentúa sus posturas. Van Gogh ha querido captar la luz del atardecer con colores muy potentes en el centro, mientras que el fondo del cuadro tiene una línea de horizonte lila.

El viñedo rojo de Van Gogh. 1888.

Otro de los cuadros de Van Gogh que me recuerdan al otoño es Avenida de los álamos, una pintura que capta también los colores del otoño con los álamos a los lados y un camino central que llevan a una casa. Es un cuadro más oscuro, donde nos ofrece un momento del día que tiende más hacia el anochecer, las sombras presuntuosas de los árboles sobre el suelo, una mujer que se acerca al espectador vestida de negro y que ayuda a crear perspectiva, y al fondo una casa un poco rara, todo hay que decirlo.

Avenida del os álamos de Van Gogh. 1884.

Contemporáneo y amigo de Van Gogh, Cézanne hizo una representación alegórica del otoño para la casa de su padre. De la misma forma que Goya, usa una figura femenina con pose clásica sujetando un cesto lleno de frutas de temporada. La campesina lleva una falda amarilla y detrás hay un paisaje sin mucha importancia, donde destaca el cielo durante el atardecer, bañado también de un color cálido.

Otoño de Cézanne. 1861.

Voy a terminar introduciéndoos un cuadro de Alfons Mucha. Fue un artista que creaba carteles de propaganda en el siglo XX. Su estilo está lleno de líneas curvas, flores y elementos vegetales. Las figuras femeninas las representa esbeltas, idealizadas, con el pelo largo y ondulado, colores pasteles y una línea acentuada. A mí personalmente me recuerda a las vidrieras.

Sus litografías eran como carteles publicitarios pero sin texto, destinados al disfrute estético. Pretendía divulgar la belleza entre la población a un precio más económico, pero en aquella época el arte era algo a lo que solo la élite podía optar.

Otoño de Alfons Mucha. 1896.

De nuevo, en su obra Otoño, encontramos una mujer, con uvas alrededor que, como hemos visto antes, también representan fertilidad, placer, sensualidad… Los colores cálidos del otoño, etapa en la que se va apagando el calor del verano para dejar paso al invierno y que también significa cierre de un ciclo y comienzo de una vida nueva.


Personalmente soy muy fan de Goya, pero creo que entre todas estas obras me quedaba con El maizal de Constable. Me encantan los paisajes que me cuentan algo y mi estación favorita (en cuanto a estétita) es el otoño, porque mis colores preferidos son los cálidos. ¿A vosotros qué estación os inspira más? ¿Tenéis preferencia por alguna de estas obras? Qué otras obras os vienen a la mente cuando pensáis en el otoño ¡Os leo en comentarios!

 

 

Fuentes:
https://historia-arte.com/obras/otono-arcimboldo
https://es.wikipedia.org/wiki/Las_cuatro_estaciones_(Arcimboldo)#Oto%C3%B1o

https://3minutosdearte.com/cuadros-fundamentales/el-otono-1573-arcimboldo/
https://rutacultural.com/pais-constable/
http://www.fundaciongoyaenaragon.es/goya/obra/catalogo/?ficha=55
https://www.artehistoria.com/es/obra/vi%C3%B1edo-rojo
https://en.wikipedia.org/wiki/Avenue_of_Poplars_in_Autumn
https://www.artehistoria.com/es/obra/oto%C3%B1o-1
https://vivancoculturadevino.es/blog/2017/11/20/el-otono-de-alphonse-mucha/
https://www.museodelprado.es/coleccion/obra-de-arte/la-vendimia-o-el-otoo/3fdc2d25-e302-42ec-9ac5-6216ca7bfe74

4 comentarios sobre “El otoño en la historia del arte

  1. Hola Carla!!! esta entrada también me ha gustado mucho, me ha parecido super interesante aunque tengo que decir que mi estación favorita es la primavera jaja. La obra que más me ha llamado la atención ha sido la de Otoño de Alfons Mucha y la obra que me viene a la mente es la de En el jardín de Otoño de Victor Charreton.

  2. ¡Hola!

    Te seguía por tu antiguo blog de reseñas (y cosas varias) y que sepas que ha sido toda una sorpresa encontrar este nuevo blog. Me parece fascinante el arte, aunque sea una inculta en ello, y por ello agradezco infinitamente las ganas con las que nos has explicado todo genial. Es maravilloso los ejemplos 🙂
    Sin duda te seguiré de cerca para que me sigas ilustrando jajaja
    Un besito

    1. Hola y bienvenida a este nuevo espacio!! Una seguidora antigua vaya que ilusión me hace saberlo 😍 te sigo ya mismo en twitter con la cuenta del blog 😋

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: