Las mejores obras de miedo de la historia del arte I ~ Especial Halloween ~

Las mejores obras de miedo de la historia del arte I ~ Especial Halloween ~

Adoro la noche de halloween y por eso hoy, 31 de octubre, aunque no sea viernes os traigo una entrada muy chula.

Halloween es uno de mis días favoritos del año entre otras cosas porque soy muy fan de las películas de terror y por estas fechas televisan muchas. Algunas no son tan espantosas pero ya las veo como tradición, por ejemplo Casper, Pesadilla antes de navidad o El retorno de las brujas (esta última es mi favorita, la veo SIEMPRE).

Pero no vengo a hablaros de películas, sino de obras de arte, que para eso estoy. Llevo un tiempo recopilando algunas de las obras más terroríficas a mi parecer. La cosa está en que si buscas por internet siempre te salen las mismas 5, pero yo he querido ir más allá y os he traído algunas que no encontraréis en el típico recuento de Internet. ¿Queréis saber cuales son? ¡Dentro entrada!

El triunfo de la muerte

El triunfo de la muerte de Pieter Brueghel el Viejo. 1562.

Esta obra del siglo XVI representa el triunfo de la muerte sobre la Tierra a través de un ejército de calaveras que meten a toda la humanidad dentro de un enorme ataúd. En el fondo vemos escenas de destrucción y en primer plano este ejército de muertos destruye el mundo de los vivos, guiado por la propia figura de la muerte que se encuentra sobre un caballo rojo. La obra está llena de rojos que  ayuda a crear un ambiente más infernal.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La pesadilla

La pesadilla de Henry Fuseli. 1781.

Henry Fuseli pintó una de las populares obras de la historia del arte, la pesadilla, y que siglos más tarde tendría mucha fama entre los surrealistas por la temática de los sueños, el teatro y el mal rollo, entre otras cosas.

Esta escena nos muestra una mujer en primer plano vestida de blancos que contrastan perfectamente con este espacio oscuro e intimista, casi claustrofóbico. Su postura no habla de que esté teniendo una pesadilla sino más bien que ha sido víctima de algún tipo de abuso.

La figura podría inspirarse en Anna Landoldt, mujer con la que Fuseli estaba obsesionado, ella se casó con otro hombre y Fuseli pintó este cuadro como una especie de venganza. (No sé, cosas de artistas).

En la mesa hay una especie de frascos que podrían ser de perfume aunque a los Fuselinos les encanta pensar que se trata de láudano, un brebaje usado por los suicidas durante el romanticismo. En tal caso, el cuadro podría representar los horrores que se le esperan en el infierno.

Respecto al demonio que tiene en el vientre, llamado íncubo, hay varias interpretaciones:

(1) Se trata del fruto de una pesadilla, lo que le daría nombre al cuadro. El íncubo es una criatura que vigila a las mujeres durante el sueño e intenta convertirlas en pesadillas horribles. También existen historias sobre estos íncubos en que éstos dejan a las mujeres embarazadas y ellas acaban dando a luz a criaturas híbridas conocidas como Changelings.

(2) El íncubo podría ser el lado oscuro de la propia mujer. No se trataría de algo externo sino una manifestación del interior de la dama, de su mentalidad oscura. El caballo podría ser entonces la verdadera pesadilla, o simplemente la montura del íncubo. Pesadilla además es el nombre de caballo de Mefistófeles, un demonio que pactó con Fausto.

Dos viejos comiendo sopa

Dos viejos comiendo sopa de Goya. 1823

Goya vivió una última etapa de su vida de muy mal rollo. Se quedó sordo y ese hecho hizo que empezara a sospechar de todo el mundo. Yo imagino que cuando uno se queda sordo, se imagina que todo el mundo está hablando de él o, metéos en situación, tener que decirle a la gente una y otra vez que repita lo que ha dicho más alto, y aún así seguir sin oírlo. Debe ser frustrante.

Como sabéis, Goya se encerró en su casa, la quinta del sordo, y allí pintó los muros con escenas aterradores. Las llamadas pinturas negras. Entre ellas se encuentra este cuadro.

Como el título indica, son dos viejos comiendo sopa aunque solo uno es el que parece estar comiendo y lleva una cuchara en la mano. Realmente no sabemos si estaba comiendo sopa o estaba dando de comer al otro viejo. Es igual, lo importante es que ambos tienen rostros de cadavéricos, con el mentón y la boca muy exagerados creado una fisionomía siniestra, y ni si quiera podemos saber si son hombres o mujeres, de hecho la “persona” de a derecha podría incluso representar a la muerte.

Algunas interpretaciones hablan de que esta figura se encuentra leyendo una lista de nombres de personas a los que les ha quitado la vida.

Las manos se resisten.

Las manos se resisten de Bill Stoneham. 1972.

Bill Stoneham pintó este cuadro inspirado en una fotografía de cuando él tenía 5 años. Esta pintura se hizo famosa cuando se viralizó por internet. La vendían en eBay diciendo que estaba maldita, el matrimonio que la vendía añadía que su hija se despertaba por las noches aterrorizada diciendo que los niños de las manos del cuadro iban a su cuarto y cuando instalaron unas cámaras con sensor de movimiento pudieron apreciar que salían algunas figuras del cuadro.

Se creó así una leyenda urbana de que el cuadro estaba maldito, de hecho algunas personas que lo tuvieron habían muerto semanas más tarde de adquirirlo, aunque su actual poseedor opina que se trata de invenciones y que él nunca ha sufrido ningún tipo de experiencia paranormal con la pintura.

Este cuadro, endemoniado o no, ya da mal rollo de por sí. Tenemos la figura de un niño, junto a una muñeca muy fea con un arma en las manos y la puerta del fondo está en negro con unas manos que intentan coger al niño, o eso parece. El cuadro representa la fina línea entre la vigilia y el sueño, según explica Stoneham, las manos del vidrio son otras vidas que intentan coger al chaval, la muñeca sujeta una pila con cables (por qué, me pregunto yo, ¡¡qué hay de lógico en todo esto!!)

Pubertad

La Pubertad de Edvard Munch. 1894.

A pesar de que el cuadro más conocido y perturbador de Munch es El Grito, el cuadro de La Pubertad siempre me ha inquietado más. Me da la sensación de que es un segundo Grito, aunque estaba vez de forma interiorizada.

Munch realizó muchas versiones de la pubertad pero la más “pura” según dicen es la de 1895, donde muestra una niña desnuda a punto de convertirse en mujer. Está cohibida, lo sabemos por su postura, la forma en la que se cubre con los brazos, el gesto de su cara… Además una sombra sin forma la envuelve en un aire misterioso y, bajo mi punto de vista, tenebroso. Siempre he pensado que esa sombra tiene algo raro, independientemente de si el artista quería decir algo con ella o no.

En esta época la mujer empezaba a tener un papel importante en la sociedad, habíamos accedido a la educación, modificado las leyes hereditarias, entrado en el mundo laboral, etc. Esto hizo que el mundo viera una nueva figura de “mujer”, más masculinizada y negativa, la mujer como amenaza. Esto fue lo que sintió Munch.

En este cuadro vemos una especie de tránsito entre la femme fragile -mujer ideal, pura y casta- y la femme fatale -la mujer mala y seductora-.

Lo que inquieta más del cuadro es la sombra, como una especie de amenaza, como la materia oscura que hará de la niña (dulce, tierna e inocente) una mujer (seductora y maligna), corroyéndola y destruyendo su alma.

Tengo miedo de mi propia sombra porque veo en ella un recuerdo de la muerte. MUNCH


Como esta entrada se me estaba quedando demasiado larga, voy a partirla en dos, así que el próximo sábado tendréis la segunda parte. No os la perdáis porque bajo mi parecer, son obras mucho menos conocidas que estas, así os despierto un poquito más de curiosidad.

Que paséis una buena noche de halloween.

 

Fuentes:
https://www.museodelprado.es/coleccion/obra-de-arte/el-triunfo-de-la-muerte/d3d82b0b-9bf2-4082-ab04-66ed53196ccc
https://historia-arte.com/obras/la-pesadilla
http://elespejogotico.blogspot.com/2016/02/los-secretos-de-la-pesadilla-de-henry.html
https://www.guioteca.com/fenomenos-paranormales/la-espeluznante-historia-de-la-pintura-maldita-de-ebay-un-caso-siniestro-lleno-de-misterios/
https://www.historiarte.es/la-pubertad-de-edvard-munch/

2 comentarios sobre “Las mejores obras de miedo de la historia del arte I ~ Especial Halloween ~

  1. De todas las obras elegidas, el cuadro de Pieter Bruegel es el que más me ha transmitido terror aunque también me ha resultado familiar pues me recuerda mucho a El Bosco y su Jardín de las Delicias seguramente por la forma de las figuras y la sensación de caos.
    Este pintor me ha llamado la atención y tengo bastante interés en conocer más sobre su vida y obra gracias a esta entrada.

    1. Sii suelen compararlo mucho con el bosco, en el canal de youtube del prado hay un video de una charla conferencia sobre este tema y la verdad que es muy interesante, te la recomiendo un monton Ester ❤️

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: