Brad Spencer y la escultura de ladrillo

Brad Spencer y la escultura de ladrillo

Ya os dije por Instagram que quería traeros al blog algo de escultura, y de hecho os lo pregunté por stories y el 80-90% de los seguidores que tenía entonces votasteis que era una gran idea y que os interesaba, así que… lo prometido es deuda.

La escultura existía ya hace 40.000 años, las primeras estaban hechas con sílex o huesos de animales, y con el paso del tiempo se empezó a utilizar también la piedra, la madera, la cerámica e incluso el metal. Estos fueron los materiales convencionales pero con el movimiento modernista del siglo XIX los artistas empiezan a utilizar todo tipo de objetos para crear sus obras y esto produjo un giro de 360º en la escultura, ya que ahora ya no nos sorpredería que alguien hiciera esculturas con estiércol, papel, plástico o yo que sé, plumas.

No se si conocíais la figura de Brad Spencer y su mujer Tammy, ambos forman un equipo estupendo y aunque las obras que hacen llevan la firma de Brad, Tammy es la que da los últimos retoques de sus esculturas y la que lleva todo el tema de oficina.

La pareja feliz trabajando codo con codo

Los Spencer se especializaron en hacer esculturas con ladrillo, ya que a Brad le llamo siempre la atención la escultura primitiva, de las primeras civilizaciones antiguas, con materiales pobres y transformados en grandes y lujosas creaciones como por ejemplo la puerta de Ishtar en Babilonia. 

Relieve de ladrillo de época babilónica

Y me diréis, ¿qué tiene de emocionante el ladrillo? Pues no lo sé pero el hecho de que los ladrillos se asocien siempre a un muro recto hace que un relieve llame mucho la atención. Además, llamadme perfeccionista, pero las lineas limpias y la simetría me producen mucha paz interior.

En realidad cuando miráis estas obras parecen esculturas mazo complicadas pero ¡nada más lejos de la realidad! Si buscáis por internet encontraréis un vídeo de los Spencer en una conferencia, meeting o una especie de charla, donde explican cual es el procedimiento que usan e incluso al final se puede ver un taller donde a los presentes se les da un ladrillo para que puedan hacer su propia escultura en miniatura.

El procedimiento es el mismo que el de los babilonios o egipcios. Primero se construye la escultura usando la arcilla sin cocer, de esta forma se puede moldear al gusto, después se desmonta pieza a pieza y se cuece, y lo siguiente es montar de nuevo la escultura con el mortero. Fácil ¿Verdad? ¿Os animaríais a probarlo? Desde aquí hago un llamamiendo a Brad Spencer para pedirle que por favor haga un taller en Valencia, asistiría tan feliz…

Y ya que viene podría hacer una escultura para la ciudad. Además Brad siempre dice que le gusta que el público participe, pues las esculturas son también parte de las localidades y sus habitantes, permitiendo que los espectadores coloquen algún ladrillo que otro.

Ay el ladrillo… Ese material tan común pero usado de forma nada convencional. La verdad que me encanta cuando los artistas miran al pasado y se inspiran en él, o incluso se adueñan de estas viejas costumbres.

Contadme que os ha parecido esta primera entrada de escultura. ¿Os haríais una foto con ellas? Estoy convencida de ello. Si tuvierais que usar vosotros un material poco convencional para hacer escultura ¿cual usaríais? ¡Yo palomitas! ¿No os resultaría curioso?

 

Fuentes:
http://culturainquieta.com/es/arte/escultura/item/8729-increibles-esculturas-en-ladrillo-por-brad-spencer.html
http://pop-picture.blogspot.com/2014/02/Esculturas-en-ladrillos-por-Brad-Spencer.html
https://articulos.elmeme.me/12-artistas-que-hacen-esculturas-con-materiales-poco-comunes-43fe7d2cc967

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: